Una teoría jugable

Así se describe el Free Culture Game. ¿Cuál teoría en concreto? No estoy seguro, pero el juego sí me dejó con algunas reflexiones. Es un juego que ya conocía de hace rato, la verdad.

Este es un juego minimalista, se maneja sólo con el mouse y consiste en la interacción de dos fuerzas: la comunidad creativa (en el sentido de crear, innovar, producir ideas) y la comunidad de consumo, que recibe pasivamente información y conocimiento previamente procesado por el mercado.

Una especie de fuerza moderadora distribuye las ideas entre los participantes de la comunidad creativa, y otra fuerza privatizadora absorbe, procesa empaqueta y vende conocimiento anteriormente libre a la comunidad de consumo.

Para ganar el juego, es necesario lograr que la totalidad de la población se pase a la comunidad creativa, pero incluso si en cierto momento la población se vuelve enteramente consumista, es imposible perder y acá es en donde empieza lo interesante.

La fuerza patentadora crea escasez, al distribuir de forma muy lenta las ideas que absorbe de la comunidad creativa. Tampoco tiene la capacidad de absorber absolutamente todas las ideas innovadoras disruptivas de avanzada, jeje.

Entonces siempre va a haber alguien cuyas necesidades no se puedan satisfacer por la sociedad de consumo, y pase a la comunidad creativa, así sea el primero del grupo.

Ambas fuerzas tienen una relación de imanes yo diría. La patentadora atrae, mientras que la moderadora repele. Una forma rápida de ganar el juego es usar esta dinámica a tu favor. Cuando la patentadora estira ideas para sí, su opuesta puede servir para distribuir las ideas entre la comunidad creativa.

Uno intencionadamente puede tener esparcidas ideas hacia donde necesita que la patentadora intente realizar su trabajo, para que sean arrastradas hacia las personitas que más las necesitan (las que se van haciendo grises por falta de ideas).

Claro que eso resulta sólo cuando la patentadora falla, y las nuevas ideas aprovechan por los miembros o al menos se mantienen en el área aprovechable por todos. Si la fuerza privativa hace lo suyo en una zona sin individuos que puedan absorber las ideas antes de que lo haga ella, entonces tranquilamente puede patentar y comercializar varias ideas nacidas en la comunidad.

Esa acción es la que más me hizo pensar. A veces es por la fuerza o las segundas intenciones de un ente privatizador, que un invento, un software, un avance tecnológico o lo que sea termina siendo genuinamente accesible y de libre uso.

Para cerrar, al lograr que todas las personitas se pasen a la comunidad creativa, y la fuerza patentadora desaparezca, aparece una frase al azar sobre el dominio público, la propiedad intelectual y temas relacionados. Mi favorita es esta:

La codicia crea escasez. Y estamos viviendo en tiempos de escasez. Necesitamos mentalidad de abundancia. Necesitamos pensar generosamente para ser capaces de generar generosamente.

-Dra Vandana Shiva


Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.